El ABC del branding



¿Branding? Si es la primera vez que escuchas esta palabra, no te espantes, aquí te explicamos todo sobre este término tan importante para las marcas hoy en día, en un mundo donde los consumidores no sólo están más informados sino que son aún más exigentes con lo que las marcas tienen para ofrecer.



Empecemos por el comienzo: ¿Qué es?

Es un anglicismo usado más frecuentemente en el mundo mercadológico y básicamente se refiere al proceso de creación de una marca administrando estratégicamente todas las acciones que están relacionadas con su posicionamiento, su propósito y sus valores, desde el naming e identidad gráfica, hasta la estrategia para su comunicación digital.


Digamos entonces que el branding es una construcción y gestión de marca que guiará a todos sus elementos a aprovechar la percepción que sus consumidores tienen de ella con el propósito de que se planifique, estructure, gestione y promueva adecuadamente.


La imagen e identidad corporativa, los colores y el estilo en la comunicación son algunos de los elementos que se tendrán que tomar en cuenta, pues en su conjunto serán los que influirán y determinarán el valor de marca, consiguiendo un carácter único y relevante.


Para entender mejor el branding es necesario entender primero qué es una marca, y si bien lo veremos más a detalle en adelante, diremos aquí, más que una definición, lo que la marca logra y es que es a través de ésta que los usuarios perciben una imagen válida en cuanto a calidad, fiabilidad, es decir, aquello que la hace única del resto de las empresas. En otras palabras, la marca es lo que los demás piensan que eres, lo que encapsula tu esencia.


En resumen, el branding es el elemento necesario que hará que la empresa consolide la marca y, de esta manera, conseguirá prestigio y reconocimiento. Recordando que la marca es la percepción que las personas construyen a partir de todos los impactos que éstas generan.


¿Cuáles son sus objetivos?

Al tener claro qué es el branding, podría resultarnos más sencillo conocer cuáles son sus propósitos: éste, define y potencia los atributos, valores y diferencias de una marca, a partir de esto, es capaz de generar confianza y establecer las bases para que exista un diálogo relevante entre la marca y el consumidor.


El branding tiene, principalmente, 4 propósitos:

  1. Generar valor y diferenciación de marca

  2. Ofrecer un respaldo y prestigio a los productos de una empresa

  3. Creación y gestión de marcas

  4. Realizar una conexión racional y emocional de la marca con el cliente


¿Por qué es importante?

Hasta aquí, bien. Ahora… ¿Cuál es su importancia? La importancia nos la da todos sus propósitos, pues al final lo que siempre se buscará a través del branding es hacer que la marca sea memorable a partir de facilitar su reconocimiento, dotar estratégicamente a la creatividad de las marcas, mejorar su posicionamiento, y fomentar una comunicación bilateral entre la empresa y el cliente.


Y es que las acciones antes mencionadas toman mayor valor, considerando que las necesidades pueden ser cubiertas de muchas y diferentes maneras, lo que incrementa cada vez más la competencia y donde ser y ofrecer algo único es cada vez más esencial. Es así que la clave actual de los negocios está en… Sí, nada más y nada menos que en el branding, el responsable de diferenciarte del resto.


Aunque si bien el producto en sí puede ser diferente al resto, y eso ya sería un plus, la diferencia que resultará del branding será intangible, es decir, se reflejará en sus valores, credibilid