• Anabel Anguiano

Tipos de naming: Dale a tu marca un nombre poderoso.



¿Qué sería de Apple sin su naming? Hay muchas empresas de tecnología innovadoras en todo el mundo, pero Apple tiene la marca. El naming proporciona unos territorios para la marca, y es el primer indicador de que esta empresa “piensa de manera diferente” (think different), que es el slogan de la marca.


En este artículo te explicaremos uno de los conceptos fundamentales del branding: el naming.


El naming es el proceso mediante el cual se determina el nombre de una marca, y es uno de sus activos fundamentales, pues trabaja por sí mismo el posicionamiento, propuesta, valores y universo de las marcas.


Un naming brillante prepara el territorio para las marcas. Veamos otros ejemplos, seguro que los siguientes nombres de marca te transmiten significado y confianza: Google, VISA, Coca-Cola, Facebook, Amazon, Disney, Starbucks o Twitter.


Y es que, sin necesidad de ninguna otra descripción o explicación, seguro que conoces estas marcas. Prácticamente todos sabemos qué son, qué representan y dónde encajan en nuestras vidas. Aunque la marca es el contenedor de significado, y los símbolos ayudan a hacerlas más reconocibles y consistentes, al final hablamos de su nombre.


Existe mucha flexibilidad y criterios para generar y seleccionar el nombre correcto de una marca. Podemos inventar una palabra, como Twitter o Kodak, usar un nombre descriptivo, como PayPal o Toys R Us., o incluso nombrar la marca por el nombre del fundador, como John Deere o J.P. Morgan.


Aunque existen muchas opciones, nosotros encontramos 9 que son las más importantes y que te pueden ayudar a pensar en opciones de nombres para tu marca.


Abstracto

Son palabras inventadas que pueden ser muy poderosas, ya que no están manchadas con otros significados. Esto es una ventaja y desventaja, pues dependerá de la misma marca la asociación de significados y valores a su marca. Aquí es importante idear palabras susceptibles de adquirir significado a largo plazo.


Descriptivo

Es un nombre que indica directamente lo que la compañía, producto o servicio es o hace. Estos nombres posicionan claramente a las marcas y hacen que sea más fácil para los consumidores identificar y elegir sus productos y servicios


Acrónimo

Se trata de una abreviatura de un nombre descriptivo. La mayoría de los acrónimos evolucionan a partir de nombres funcionales ya sea de forma deliberada u orgánica. Un acrónimo debe ser rápido de decir, fácil de recordar y sonoro.


Onomatopeya

Estos nombres provienen de la imitación lingüística del sonido de algo característico de lo que vende o produce la marca. Este tipo de nombres funcionan muy bien para transmitir ciertas emociones a los clientes o recordarles algo en específico. Por lo mismo, suelen ser fáciles de recordar


Neologismo

Un neologismo alude a una palabra o expresión empleada para nombrar un nuevo concepto. Son nuevos términos construidos a partir de una o más palabras ya conocidas. Estas palabras suelen tener un significado relacionado a las características o valores de la marca.


Conceptual

Estos nombres provienen de palabras que ya conocemos pero que se utilizan de forma conceptual para ser asociadas con un tipo de contenido distinto. La característica de estos nombres es que puedes crear una historia alrededor de ellos, y asociar los conceptos que tienen estas palabras a tu producto o servicio.


Evocativo

Son aquellos que parten de una raíz conocida, para generar una nueva palabra que evoque a una característica del producto o servicio o a un sentimiento positivo. Suelen tener connotaciones muy llamativas y ser realmente diferentes.


Personal

Es cuando se usa el nombre completo o apellidos de una persona, generalmente de los fundadores. Se utiliza mucho en marcas personales y también en moda. Se puede utilizar en empresas en las que queremos asociar directamente la marca con el creador o fundador, o cuando los nombres son algo peculiares.


Foráneo

También llamados “etimológicos”. Son nombres de marcas procedentes de idiomas antiguos, como el griego o el latín, o creados a partir de idiomas extranjeros al de origen de la marca. Para estos nombres tienes que asegurarte primero que la pronunciación sea fácil para tu público objetivo.


¿Ya se te ocurrieron ideas para nombrar a tu marca?

Si no es así, en Incitrus te podemos ayudar. Somos expertos en naming y branding.

Entradas Recientes

Ver todo

Newsletter

agencia de branding, diseño gráfico, consultores de marca

Regístrate para recibir todos nuestros contenidos.

¡Gracias por tu registrarte!