ADN de marca. ¿Qué es y por qué es tan importante en branding?



¿Alguna vez has escuchado el concepto ADN de marca? Hoy te daré a conocer la importancia de este racional así como la información que debe contener.


Iniciaré compartiendo la definición de marca en la Real Academia Española;

“Marca es una señal que se hace o se pone en alguien o algo , para distinguirlos , o para denotar calidad o pertenencia”. Bajo este concepto claro, puedo destacar tres palabras o conceptos: distinción, calidad y pertenencia.


De manera general, la gente suele relacionar MARCA con un imagotipo, logotipo, isologo. No están del todo equivocados, pero sí incompletos en el entendimiento. Bajo un lenguaje marketero o de branding, una marca es una serie de atributos intangibles que permitirán a un producto o servicio distinguirse de su competencia, comunicar sus bondades, mostrar su calidad y crear un sentimiento de pertenencia, con sus consumidores o audiencia. ¿Te suena? DISTINCIÓN, CALIDAD Y


Las marcas de hoy en día, no sólo se preocupan, si no, se ocupan en crear experiencias que empaticen con sus clientes potenciales o audiencia.


¿Cómo lograr entonces que tu marca sea empática con tu audiencia? La respuesta es simple: HUMANIZANDOLA a través de la definición de un ADN de marca.


Un ADN de marca es toda la información genética que debemos descubrir y definir, que nos guíe en la conceptualización y creación de dicha marca. Este proceso de descubrimiento se hace directamente con el cliente, su audiencia y competencia.


¿Qué información debes definir en el ADN de marca?

  1. Herencia: Es decir el origen del significado de la marca, ¿Cuál es su razón de ser?

  2. Valores emocionales y valores racionales: Los valores emocionales son atributos que nos permitirán conectar desde la parte más sensible del cliente potencial, y los valores racionales son atributos que permiten comunicar las funcionalidad de nuestro producto o servicio. Las personas hoy en día basan en mayor porcentaje, la decisión de una compra con atributos emocionales, más que racionales.

  3. La propuesta de valor: Es un recurso para transmitir de manera objetiva y directa, las ventajas que un producto o servicio ofrece a su audiencia.

  4. Diferencia: ¿Que me destaca de mi competencia?, ¿Qué hará mejor mi servicio o producto del resto? Considera que es muy importante encontrar estas diferencias claras para poder exaltarlas y transmitirlas a tu audiencia.

  5. Personalidad: Tienes que definir las características físicas; género, edad, gustos, hobbies, miedos, con el objetivo de humanizar tu marca, que pueda ser empática con su audiencia.

  6. Competencia: Es importante ver que están haciendo bien tus competidores, para mejorarlo y desde luego identificar sus debilidades, poder encontrar áreas de oportunidad que hagan esa diferencia.

  7. Audiencia: Lejos quedó el tiempo donde nuestro target se define únicamente por niveles socioeconómicos, género, edad, etc. Hoy en día, dentro de ese universo aún tenemos que identificar diferentes compradores, ya que a cada uno de ellos tenemos que compartir de manera diferente las bondades de nuestra marca. Pensemos en una mueblería, si bien podemos segmentar a través de nivel socioeconómico o dirigirnos a ambos géneros, no es lo mismo comunicarnos con una pareja recién casada, una pareja de mediana edad con hijos y hombres o mujeres solteros. Cada uno de ellos claramente tendrán la misma necesidad, pero para empatizar, es necesario conocerlos, entenderlos y comunicar las bondades de tu producto de manera clara.

Si te gustó este artículo seguro te interesarán las 5c's para la creación de marca.


Te invito a que nos sigas en nuestras redes sociales, te inscribas a nuestro canal de youtube, así como a nuestro newsletter.


15 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Newsletter

agencia de branding, diseño gráfico, consultores de marca

Regístrate para recibir todos nuestros contenidos.

¡Gracias por tu registrarte!