top of page

Oscars 2024: La magia detrás del arte y elementos que hacen resaltar una película


Oscares 2024, Poor things, Oppenheimer, Premios Oscar

Para contar una historia hay miles de formas de hacerlo. Desde simplemente narrarla, escribir un libro, hacer un comic o hasta hacer una película, las maneras son infinitas.

Claro que, como en el mundo del branding y las marcas, los filmes deben de tener mucho cuidado en muchos elementos, como el vestuario o la fotografía, ya que esto ayuda a llevar una narrativa congruente que logre conectar con sus espectadores.

Es por esto que, en esta ocasión, hablaremos sobre los Oscars 2024, los filmes premiados y la importancia del extremo detalle que deben llevar todos los elementos en conjunto para crear una obra maestra.


Oppenheimer: La edición y fotografía que narran el ascenso y caída de un físico


Sin lugar a dudas la película del padre de la bomba atómica se llevó la noche ganando en las ternas de Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor Protagonista, Mejor Actor de Reparto, Mejor Edición y Mejor Fotografía.


Su narrativa se divide en escenas en blanco y negro, las cuales describen los eventos de manera objetiva, es decir, tal y como sucedieron sin tergiversar la historia; mientras tanto, las escenas a color son la perspectiva y memoria del protagonista, dándonos un vistazo dentro de su psique, su ética y sentir.


En el apartado fotográfico hay muchas escenas en encuadre cerrado que resaltan las emociones de los personajes; además de la practicidad de efectos al momento de la explosión de la bomba de prueba, lo cual compensa el precio del boleto para aquellos que tuvieron la oportunidad de verla en IMAX.



Oscars 2024, Oppenheimer
Una fotografía bien cuidada que denota las emociones de los personajes

Definitivamente es una película muy bien lograda, con extremo detalle que si no han visto, deben hacerlo.



Poor things: El vestuario y maquillaje son parte fundamental de la narrativa


"Todos soñamos con tener la libertad de hacer lo que queramos sin temor a ser tachados", esta es la premisa que nos cuenta esta película dirigida por Yorgos Lanthimos inspirada en la novela homónima publicada en 1992.


La mayoría de comentarios de quienes pudieron verla en el cine fueron variados, desde describirla como "extraña", hasta el de poseer un "humor muy particular". Si bien es cierto que su contenido no está hecho para todo tipo de público, a través de Emma Stone encarnando a Bella Baxter podemos resaltar cómo las prendas que usa a través de todo el largometraje nos dan contexto del periodo histórico en el que vive y cómo busca expresar su sexualidad. Gracias a esto es que ganó el premio a mejor vestuario y mejor maquillaje.


El filme se ambienta a principios del siglo XIX, tiempo donde se buscaba quitar el uso de la corsetería como símbolo de libertad femenino sumando la manera infantil de la protagonista de ver el mundo sin expectativas sociales o paradigmas, resultando en una mezcla de surrealismo de la época que cautivó a quienes la conocieron.


No obstante, no es históricamente exacta, ya que combina elementos de distintos tiempos, que poco a poco van cambiando acorde con su "madurez mental". Ejemplo de ello son sus atuendos coloridos que reflejan su curiosidad e imaginación.


Poor things, Oscars 2024
Un conjunto que refleja la imaginación ilimitada de Bella

Al final, para retratar la pesadez y sensación de aprisionamiento está el vestido más icónico de la película color azul con detalles dorados, mostrando la particularidad de querer resaltar en una sociedad que impone reglamentos.


Y es así como la película, a través de sus vestuario e identidad visual de la protagonista, puede decir muchas cosas, sin necesariamente expresarlo de manera verbal.



Godzilla: Los efectos especiales que una película fantástica necesita


Sería imposible hablar sobre los Óscares de este año sin también hablar de Godzilla Minus One y sus efectos especiales.


La historia comienza con un Japón que busca retomar su desarrollo después de la posguerra, donde, tras los bombardeos nucleares emerge el kaiju más famoso, un monstruo de tamaño colosal que amenaza las ciudades de la costa y solo deja destrucción a su paso.


¿El reto? Darle el mayor realismo posible a una película no animada basada en ciencia ficción.


Para cumplir con este cometido, un equipo de 35 personas trabajaron a lo largo de ocho meses con un presupuesto limitado liberaron su creatividad, demostrando que lo imposible puede ser posible en tan solo 610 tomas.


Al comenzar, se utilizaron técnicas digitales que extendieron la longitud de las naves y sus alrededores, creando un entorno marítimo realista con una pantalla verde y un único set. Por otro lado, a través de movimientos de cámara se crearon las ilusiones de movimiento, añadiendo de manera digital las olas.



La mayoría de caos y destrucción fue realizado a través de CGI y técnicas clásicas de encuadres, combinando lo tradicional con la tecnología para expandir las posibilidades de expresión visual del monstruo.



El Niño y la Garza: Un premio bien merecido


Hayao Miyazaki es considerado como un director de animación, mangaka y productor de anime de renombre internacional gracias a sus obras como el viaje de Chihiro, Mi vecino Totoro y el Increíble Castillo Ambulante entre otras.


El estudio Ghibli no sería lo mismo sin su participación y dirección en las producciones en las cuales participa, siendo El Niño y la Garza otra adición a su ya gran repertorio de obras que marca el regreso del director a la industria.


La película galardonada destaca por la animación tradicional a la que está acostumbrada el estudio de animación combinada con la premisa de un niño comprometido a encontrar a su madre, creando una película que bien merece su premio a pesar de haber competido contra otras grandes producciones como Elemental, Robot Dreams, Nimona y Spiderman Into the Spiderverse, la cual fusiona animación 2D con 3D en un espectáculo audiovisual impresionante.



Los detalles cuentan y suman mucho al producto final


El hacer una película requiere de muchos elementos, no por nada le dicen "el séptimo arte" al cine, ya que requiere de un extremo cuidado en todo lo que aparece dentro de los encuadres, sonido, edición y arte entre otras muchas cosas más. Todo esto en conjunto es lo que hace que sean aclamadas por la crítica, sus espectadores y se conviertan en éxitos en taquilla o títulos de culto.


Para el mundo del branding es igual, se debe tomar en cuenta los elementos visuales, su concepto, la personalidad y su filosofía para crear la marca perfecta que también sea amadas por su público, generando lealtad hacia ella y éxito en el mercado.


Y tú, ¿ya sabes cómo crear la marca perfecta?

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page