top of page

Barbie: El marketing que llevó a una muñeca a ser estrella de cine



El día de hoy nos adentraremos a un mundo de magia, donde todo es color rosa, repleto diversión y fiestas. ¿Cómo es posible que una marca diseñada hace más de 60 años llegara a tener tanto éxito?



El origen mágico


Nuestro viaje en el tiempo comienza en 1959, cuando Ruth Handler, cofundadora de Mattel encontró a su pequeña hija jugar con muñecas de papel representando a mujeres adultas.

En ese momento ella se dio cuenta de hacía falta una muñeca que permitiese a las niñas soñar y explorar sus sueños y aspiraciones.

A partir de ese momento nace Barbie, nombrada así debido a su pequeña, la cual se llama "Bárbara".



"Tú puedes ser lo que quieras ser"


El juguete fue todo un éxito. Gracias a su excelente estrategia de marketing bajo el lema: "Tú puedes ser lo que quieras ser", Barbie se convirtió en un símbolo de empoderamiento para todas las chicas, rompiendo bastantes esquemas y paradigmas de la sociedad de ese tiempo.


Todos cuando éramos niños sonábamos en grande, desde ser astronautas, chefs reconocidos, estrellas de cine o simplemente algo que era uno de nuestros mayores anhelos a cumplir al llegar a la edad adulta.


Con ese enfoque en mente, la muñeca llegó a los hogares de millones en todo el mundo vendiendo no solo un juguete, sino una conexión emocional a los ideales de su público objetivo, interpretando diferentes roles y creando historias propias.



Una Barbie para todos


Si bien es cierto que la marca tuvo varios tropiezos y manchas a lo largo de su historia, Mattel ha demostrado que puede enmendar sus errores y disculparse con sus clientes, reinventando la idea de la marca con distintas estrategias que lograron ser un éxito.


Además de incluir cada vez más profesiones a su catálogo, se dieron cuenta que no todas las personas son perfectas en cuestiones físicas.


Del mismo modo, poco a poco empezaron a añadir nuevas figuras con distintos tonos de piel, estaturas, cuerpos y condiciones que permitiesen a varias generaciones conectar con su producto.



Del plástico a la pantalla chica


Además, Mattel quiso ir más allá y comenzó a realizar películas animadas con distintas historias y adaptaciones de cuentos de dominio público para incluir a Barbie en ellas, quienes tuvieron su infancia en los 2000's se acordarán bien de esto.


Con más de 25 largometrajes, podemos decir fácilmente que hay una película animada de ella para todos los gustos, desde sirenas, princesas hasta hadas.


Además, a pesar de ser hechas para niñas, todos hemos visto al menos una de estas películas en nuestra vida, por lo tanto conocemos quién es Barbie.



De la pantalla chica a la pantalla grande


Después de un poco más de nueve años de tener el proyecto a la espera de un buen elenco y una buena historia para contar, es como se estrenó hace unos días la película con Margot Robbie y Ryan Gosling bajo la dirección de Greta Gerwig.


Un filme que a pesar de tener el nombre de una marca hecha para un público femenino infantil, es todo menos hecha para ellas, ya que se desarrolló para un público más adulto que conectara más fácil con la trama y temas actuales de la sociedad.



Pintando el mundo de rosa con el marketing


Semanas e inclusive meses antes de su estreno, todas las marcas querían colaborar a la difusión de la película: Gap, Forever 21, Xbox, Krispy Kreme, Burguer King, Crocs, Walmart, Hot Wheels y hasta Google.


El objetivo fue crear campañas físicas con productos con el color rosa tan característico. (Pantone 219 C). Desde ropa, cosméticos, fragancias, comida, maletas, accesorios, coleccionables en el cine como vasos y palomiteras, hasta productos no tan convencionales como una casa de los sueños real en California.


El público objetivo de las campañas era la generación Z (1996-2010), quienes crecieron con Barbie durante su infancia.


Además, dependiendo el país, se adaptaba la campaña a su cultura, gastronomía o lugares.



Barbie en Reino Unido


Un ejemplo claro de la creatividad del equipo de publicidad británico fue el cambiar de manera temporal una estación del metro llamada: "Barbican" por "Barbie Can", o el tan inesperado crossover de Doctor Who y la T.A.R.D.I.S., su medio de transporte interplanetario espacio-temporal pintado con el color icónico rosado.




Barbie a la mexicana


Para nuestro país, además de posters, las redes sociales, especialmente Tik-Tok se inundaron de videos y fotografías inspiradas en la muñeca. Entre ellos se destaca la Barbie-Torta, los tacos con tortilla rosada y los Barbie-elotes.


Definitivamente, la creatividad no tiene límites.



Barbenheimer: Una combinación explosiva


No obstante, hay una pieza fundamental dentro de esta fórmula exitosa que es todo lo contrario a lo que los ideales de la marca son, y es así como de una manera "explosiva", llega Oppenheimer.


El internet no perdona nada, y por el simple hecho de estrenarse ambas el mismo día generó una cantidad inmensa de memes, contenido y risas entre los internautas que se organizaron para un solo cometido: Ir a ver las dos películas el mismo día, una después de otra.


Por un lado tienes una película de rosa con mensajes positivos sobre lo que uno debe ser, por el otro tienes la biografía del creador de la bomba atómica y los estragos de su invento.


Vaya combinación, ¿no?



Conclusión


Barbie ya no es solamente una muñeca, es un ícono que ha marcado su huella dentro de la cultura popular gracias a una estrategia de marca sólida; inclusive, llega a abarcar distintos medios de entretenimiento y se adapta a su público generación por generación.


Y tú, ¿Ya viste la película? ¿Qué te pareció? ¡Cuéntanos en los comentarios qué te pareció!



88 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page